Sueños.

Caminaba, seguía por aquel callejón que sabía me conduciría hacia algún lugar, esperaba que lo haga.

El sol era fuerte y llenaba mi cuerpo de calor. Entonces alguien apareció, confundida entre risas y sinsabores.

De pronto apareciste tú, con esa alegría que siempre mostrabas al verme. Con esas volteretas que te encantaba hacer. Con esos abrazos que sólo tú sabías dar. Aquellos en los que se detenía el mundo cuando nos mirábamos.

Caminábamos llenos de risas, de alegría, hablando de todas las cosas que nos gustaban, tal como lo hacíamos antes.

Cuando al llegar al final del callejón te fuiste, desapareciste tal como siempre lo haces. Para sólo aparecer en mis sueños y contarme que en realidad no existes.

De años y momentos cumplidos

Un año.

Un momento.

Un día.

Tú.

Menos de un año, con un año más.

Momentos que no cambiarán, risas que no se irán. Recuerdos que volverán.

Días enteros de todo y nada.

Tú apareciste y aquí estás. Con un año de más en medio de un año. Con la ilusión dispuesta a seguir. Con cada momento esperando partir.

Parece ser el principio de un año, con muchos años de más.

De ilusiones, risas… y momentos.

Un momento llevó a otro, y ahora aquí me tienes.

Completa. Dispuesta. Entregada a todo.

En una nube.

En tu nube.

Con cada mueca una sonrisa, con cada sonrisa un momento, y cada momento despierta una nueva ilusión.

Aquella de tenerte acá.

No cambio nada de esto.

Llegaste. Me moviste. Bailamos. Y aquí me tienes.

Estamos. Vivimos. Disfrutamos. Sentimos y reímos.

Una canción.

Una sorpresa.

Un lugar.

Detalles.

Recuerdos.

Momentos increíbles.

El tiempo se detiene ante un cigarrillo a tu lado.

Me encanta!

 

Máscaras

Y una vez más con este extraño sentimiento. De saber que estás sin estar. Apareces dices cosas y te vas. Y yo debo seguir con esta máscara que disimula muy bien.

Tal vez te cansé. Tal vez te aburrí. Tal vez tú te aburriste al saber quien soy realmente.

Esperaba palabras tuyas. Siempre lo hago. Y sí, nunca las recibo. Debería cansarme. No lo hago, eres importante.

A veces siento que quieres que sea tú. No puedo, y tampoco quiero.

Me conoces demasiado. Y aun así ya nunca sabes que me pasa realmente.

Las cosas cambian. Debería yo hacer lo mismo.

Ahora me pongo la máscara de nuevo. Permiso. Me voy.

Inesperados encuentros

Encuentros. Momentos inesperados que atraviesan tu día. Te alegran.Te confunden. Y te obligan a revivir tantos recuerdos que los creíste olvidados. Momentos que alguna vez te hicieron sonreír. Que te hicieron feliz.

A veces un abrazo te puede decir que todo está bien, que ya todo quedó atrás y esa persona a la que tanto quisiste ha vuelto. Ya no hay remordimientos, ni culpas. Sólo está ahí. Y te ves sonriendo nuevamente. Como aquella vez.

Lágrimas.Tristezas.Iras. Son ahora palabras que no las recordarás. Porque ahora es un nuevo comienzo. Uno que tal vez ni existe.Pero está. Como aquel comienzo. La primera vez que cruzaste miradas. Y te sonrojaste.

Te fuiste luego acostumbrando a no saber que pasará mañana. Y eso te encantó.

Ahora volvemos a estar así. No sabemos si nos volveremos a ver. Me encantaría, sí. Pero mientras vemos que pasa, esa sonrisa que dejaste alguna vez, ha vuelto. No se ha ido.

Sólo fueron cinco minutos, en los que revivimos toda esa historia que empezó ya varios años atrás. Y de nuevo, todo es felicidad.

Me gusta

Llegaste. Me moviste. Te quedaste.

Me gusta sentirte cerca. Saber que estás ahí.

Me hablas. Me envuelves. Me creas. Me tocas. Sí, me tocas.

Toda va cambiando. Cada vez es mejor.

Estás. Estoy. Estamos.

Y lo que me haces sentir…. eso!

… no tengo palabras para eso.

Recuerdo

(A Bonny! Una personita maravillosa)

 

A veces quisiera pensar que todo es un sueño,

las visitas,

los vaivenes cotidianos de cada día,

los golpes,

las caídas.

 

Quiero aprender a retener la respiración,

para ver si así dura más un momento,

ese momento que quisiera que sea eterno.

 

Este pequeño mundo gris en el que vivimos,

cada día nos recuerda un por qué?

Y casi nunca sabemos la respuesta.

Entender o cuestionarnos?

 

Todo momento ocurre cuando debe ocurrir,

lo sé, a nadie le gusta eso.

Pero mientras lo pensamos,

notamos que cada día tiene un nuevo amanecer,

un lugar que nos falta por recorrer,

una amiga a quién quieres abrazar,

y ese beso que no pudiste dar, lo darás.

 

La vida es dura,

los momentos son cortos,

las críticas son feas,

y las lágrimas duelen.

 

Pero siempre habrá alguien recordandote

que la vida gris es hermosa,

las brujas son divertidas,

y las telarañas te emocionan.

 

Por cada lágrima habrá un abrazo,

por cada suspiro, un beso estará por ti esperando.

Las palabras no son más que hechos,

los momentos, ahora son recuerdos.

 

Detalles,

canciones,

lugares,

momentos,

que cuando los recuerdes,

te arrancaran descaradamente una sonrisa.

 

Y volverás,

con la lluvia,

el cigarrillo,

y el smog.

 

Y comprenderás,

a veces todo,

a veces nada,

a veces no vas a querer comprender.

 

Momentos que ahora son un recuerdo,

que vivirán contigo,

que nunca te dejaran.

 

Eres tú quien debe ahora darles su espacio,

aquel lugar feliz,

que alguna vez te hizo sonreír.